Epitafios

Son inmortales por sus creaciones, no por su tumba, pero…

¿Por qué quisieron ser recordados?

¿Qué tuvieron más presente sus contemporáneos?

(En construcción)

Arquímedes

Habiendo, pues, sido autor de muchos y muy excelentes inventos, dícese haber encargado a sus amigos y parientes que después de su muerte colocasen sobre su sepulcro un cilindro con una esfera circunscrita en él, poniendo por inscripción la razón de exceso, que hubiese entre el sólido continente y el contenido.

Plutarco. Vida de Marcelo

Cicerón dice haber encontrado la tumba en el cementerio de Siracusa. La variante es más bella: cilindro, cono y semiesfera superpuestos (radio y altura iguales) con la inscripción 1:2:3. ¡En efecto, si el volumen del cono es 1, la semiesfera ocupa 2 y el cilindro 3!

Diofanto

No hay constancia histórica. Es un epigrama de la Antología Palatina (epigrama 13 de Metrodoro, ver miscelánea). Es sin duda el poema matemático más citado de la historia.

Esta es la tumba que guarda las cenizas de Diofanto.

es verdaderamente maravillosa porque,

gracias a un artificio aritmético, descubre toda su existencia.

Dios le permitió ser niño durante un sexto de su vida;

luego de un doceavo la barba pobló sus mejillas;

después de un séptimo prendió en él la llama del matrimonio,

del que tuvo un hijo a los cinco años; pero ese desgraciado niño,

apasionadamente amado,

murió apenas llegaba a la mitad de la existencia de su padre.

Cuatro años más vivió Diofanto engañando su pena con investigaciones

sobre la ciencia de los números

Ludolf van Ceulen (1499-1545): pi

En Alemania se llama ludolfino al número pi por el cálculo aproximado de su valor cuando todavía no estaba demostrada ni su irracionalidad ni su trascendencia. La tumba contiene las treinta y cinco primeras cifras decimales

Kepler

Medí los cielos. Ahora mido las sombras.

Newton

El binomio.

Ni el cálculo de fluxiones, ni la gravitación, ni la alquimia, ni la unicidad antitrinitaria de Dios: el binomio.

Y dijo Dios: hágase Newton

Y la luz fue hecha

Pope

Bernouilli, Jacob

La espiral logarítmica, que Jacob llama Spira mirabilis.

Y como ironía: le grabaron una espiral de Arquímedes.

Gauss

Gauss quisó tener en su tumba el poligono de 17 lados, del que había demostrado que era construible con regla y compás.

Como no se lo dibujaron se lo pondremos nosotros. Eso sí, dibujándolo con Cabri.

Boltzmann

S = k*ln W

Donde S es la entropía; k la constante de Boltzmann y W es el peso termodinámico.

Hamilton

No es su epitafio, pero en el puente de Brougham en Dublin se escribió i2 = j2 = k2 = ijk = -1, recordando su estima por los cuaterniones

Marcus du Satoy (1965-?)

En su libro Simetría adelanta su epitafio: