Olimpiadas, arte y matemáticas

El estudio científico de las capacidades del homo sapiens (aunque a veces no responde a su nombre) hace llevar al deportista a los límites de sus posibilidades. Detrás del esfuerzo y sacrificio de cada deportista hay también mucha ciencia, y eso es decir matemáticas.

Un artista muy aficionado al deporte –el pintor suizo comprometido Hans Erni- recibió en 1983 el encargo del Comité Olímpico Internacional de decorar la sede de Lausanne , el Castillo de Vidy, con alegorías del deporte.

Erni realizo treinta y una pinturas –y más tarde un mural- donde expone su visión de cada disciplina deportiva. Erni recurre como es habitual en él a superficies regladas, evolutas y evolventes del movimiento: una bella metáfora que permite mostrar que el movimiento se puede estudiar matemáticamente.

Anuncios

Acerca de angelrequena

Profesor jubilado de matemáticas
Esta entrada fue publicada en Iconografía, Matemáticas en las Artes, Matemáticas y sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s