La prueba del nueve… en vino

Cuando ya parecía que no quedaba ni recuerdo de la prueba del nueve nos encontramos con su pervivencia en forma de vino portugués.

Las calculadoras han barrido los cálculos manuales. Los contables no necesitan hacer la prueba de sus largas sumas. La del siete ha quedado reducida a escasos manuales perdidos. La del nueve parece que se resiste al olvido: el imaginario popular le sigue rindiendo homenaje, así paga la deuda de gratitud por sus favores.

Anuncios

Acerca de angelrequena

Profesor jubilado de matemáticas
Esta entrada fue publicada en Historia de la matemática, Matemáticas y sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s