¡Viva la Pepa! (y IV): Los liberales doceañistas

Terminamos el homenaje a La Pepa en su bicentenario con el re cuerdo de uno de sus hijos, el marino matemático Gabriel Ciscar y la fuerte presencia de la matemática en la Masonería.

Gabriel Ciscar

Ciscar fue el encargado de presidir la delegación española que en 1798 elaboraría el sistema decimal de pesas y medidas. Previamente el matemático de Oliva había demostrado su capacidad tanto como navegante como gestor de la Academia Naval de Cartagena.

En dos momentos Gabriel Ciscar formó parte del triunvirato de Regencia: en 1811-1814 y en 1823. En el primer periodo los regentes sustituían al Rey ausente en Francia, en el segundo momento tras decidir las Cortes la incapacidad del Rey tras la invasión de los Cien Mil Hijos de San Luís.

El premio que recibe por guardar el trono del Deseado fue la prisión y el ostracismo del que no saldría hasta 1820.

Tras la invasión del Duque de Angulema, las Cortes aplican el Art. 187 de La Pepa: Lo será igualmente [sustitución del Rey por la regencia] cuando el Rey se halle imposibilitado de ejercer su autoridad por cualquier causa física o moral. Fernando VII es trasladado por la fuerza a Cádiz, y una vez más Ciscar ocupó la Regencia.

Tras la toma de Cádiz, el matemático es condenado a muerte, siendo salvado por los propios franceses, más benévolos que el rey felón.

En Gibraltar vivirá hasta 1829 gracias a una pensión de Wellington. En honor de su bienhechor le dedica el gran Poema físico astronómico.

En el cercano Panteón de Marinos Ilustres en San Fernando se puede visitar su mausoleo.

La Masonería

El absolutismo en su afición por ocultar la verdad achacaba a la Masonería la redación de la Constitución Doceañista. Alguno habría, pero quien haya leído la carta se dará cuenta de que lo único inviolable era la Iglesia Católica. El liberalismo se marco un límite quizás por la gran presencia de obispos y sacerdotes entre los redactores.

Desde sus orígenes la masonería ha estado vinculada a la ilustración matemática de la que extrae parte de su simbología. Destacamos el medallón de grado con el teorema de Pitágoras, proposición 47 del tomo I de Los Elementos.

Entre los clérigos con formación matemática que fueron diputados se encontraba el obispo de Mallorca, Bernardo Nadal Crespí.

Anuncios

Acerca de angelrequena

Profesor jubilado de matemáticas
Esta entrada fue publicada en Historia de la matemática, Iconografía, Matemáticas y sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s