Más daños colaterales en Irak: los sabeos

Leo con sorpresa en el último libro del reciente premio Cervantes, Amin Maalouf, que la comunidad sabea del Tigres había sobrevivido hasta nuestros días. En el 2002 quedaban más de treinta mil personas con sus ritos y su lengua, variedad aramea. En el 2007 quedaban menos de siete mil en Irak, y perseguidos. Parece que Suecia ha acogido a algunos, pero su baño ritual de bautizo en el Tigres y su lengua desaparecerán con cierta seguridad. La invasión ha desatado el exterminio de las minorías: los sabeos estaban indefensos.

Un sabeo, de Harran, tiene un puesto de honor en la historia de la matemática: Thabib ibn Qurra (siglo XI). Ibn Qurra fue casi contemporáneo del gran califa Al-Mamun, el periodo de las grandes traducciones y del despuntar de la ciencia árabe.

La modernidad de Qurra en el tratamiento del infinito se ha expuesto reiteradamente en los últimos años, y aunque la matemática árabe no siguió su camino si quedaron sus traducciones del griego y el resto de su obra para dar el gran impulso.

Se reproduce el mural del Escorial sobre los gimnosofistas, pueblo mítico de Oriente, del Indo o del Tigres, que bien pudieron ser los sabeos.

Anuncios

Acerca de angelrequena

Profesor jubilado de matemáticas
Esta entrada fue publicada en Historia de la matemática. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s