Cesare Beccaria: espíritu de la Ilustración, espíritu de la Matemática

Si la obra de Montesquieu establece el sistema de separación de poderes imperante en el moderno estado de derecho, la obra de su discípulo Beccaria nos conmociona. Dei delitti e delle pene es quizá la muestra más acabada de la sensibilidad del humanismo ilustrado.

Ejercer barbarie sobre inocentes, la arbitrariedad, la pena de muerte, la tortura, las condiciones de las cárceles, la separación del pecado del delito civil,… ¿Cómo en un pequeño libro se puede decir tanto?

Beccaria da clases de economía, y como Ilustrado, es buen conocedor de la Matemática y del more geometrico. A lo largo De los delitos vemos el uso de la geometría, el álgebra y el cálculo de probabilidades, hasta acabar con el teorema general que cierra el libro. El milanés se ha planteado hacer desde el principio un alegato a favor de la razón usando explícitamente el razonamiento matemático.

A veces aparece la matemática en lugares inesperados, como al razonar sobre la tortura:

El éxito, pues, de la tortura es un asunto de temperamento y de cálculo, que varía en cada hombre en función de su robustez y de su sensibilidad; tanto que con este método un matemático desatará mejor que un juez este problema. Determina la fuerza de los músculos y la sensibilidad de las fibras de un inocente, encontrar el grado de dolor que lo hará confesar reo de un delito dado.

Anuncios

Acerca de angelrequena

Profesor jubilado de matemáticas
Esta entrada fue publicada en Matemáticas y sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s