Gramov, premio Abel.

Los Nobel nunca premiaron la actividad puramente matemática. Si bien muchos Nobel de Física y Economía han sido matemáticos que desarrollaron teorías útiles para resolver problemas prácticos.

La relación matemática teórica y aplicada es suficientemente compleja como para soslayarla: nunca sabremos dónde está la frontera. Un trabajo muy abstracto puede terminar siendo esencial para una aplicación, y al revés, una aplicación puede ser generalizable y abrir nuevos horizontes.

Como había que acabar la leyenda de la rabia de Alfred Nobel contra los matemáticos, la academia sueca ha empezado a otorgar los premios Abel. Pura casualidad que rimen.

Gramov, ruso nacionalizado francés ha recibido la el galardón por sus trabajos sobre Geometría. Leer noticia completa en El País: http://www.elpais.com/articulo/sociedad/geometria/le/da/Gromov/Nobel/Matematicas/elpepusoc/20090326elpepusoc_3/Tes

Anuncios

Acerca de angelrequena

Profesor jubilado de matemáticas
Esta entrada fue publicada en Matemáticas y sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s