Democracia de más calidad con matemáticas y la red

Podemos llamarlo ciberpolítica, pero ha dejado de ser una utopía. La democracia clásica de Atenas era participativa. Se funcionaba en asamblea pública y los cargos estaban sometidos a control permanente. No había democracia delegativa o representativa, no había usurpación de la voluntad. Los cargos elegidos no solo rendían cuentas sino que consultaban y deliberaban con una ciudadanía activa. Lamentablemente Atenas solo tenía unas decenas de miles de hombres libres pues los esclavos estaban excluidos.

 

Las democracias modernas con su complejidad y carácter masivo tenían muy difícil practicar la consulta permanente: a través del voto electoral se delega. El cargo electo durante cuatro años puede alejarse de los intereses de sus electores por deseo propio o por ignorancia. En la sociedad de la información esto ya no tiene que ser así. Un refrendo, una lista reordenable o abierta, repartir el voto en partes, y todo lo que se nos ocurra se ha convertido en fácil: La red y la matemática lo hacen posible.

 

David Ríos, catedrático de Estadística e Investigación Operativa de la Universidad Rey Juan Carlos, lleva años trabajando por dar más calidad a la democracia Su último e interesante artículo Matemáticas, Política y TIC: ¿La conquista de la felicidad? puede leerse en

 

http://www.madrimasd.org/informacionIdi/analisis/analisis/default.asp?id=36773

Anuncios

Acerca de angelrequena

Profesor jubilado de matemáticas
Esta entrada fue publicada en Matemáticas y sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s