Haz y envés de la logística

Los griegos distinguían la Aritmética de la Logística. Liberal y noble la primera, mecánica y de siervos la segunda. La aritmética trataba lo transcendentes de los números, la logística las operaciones rutinarias de cálculo.

La cultura árabe le devuelve la dignidad a la logística. Los tratados medievales del algoritmo son herederos de este espiritu de no despreciar el cálculo.

Cuando Vieté en el Renacimiento desarrolla su cálculo le llama logística especiosa para distinguirlo del tradicional con cantidades dadas: la logística numerosa.

Estos dias me he dedicado a la mecanización de la logística en dos versiones muy distintas: la del brillante y admirable Leonardo Torres Quevedo visitando su museo en la Escuela de Caminos de Madrid, y por otra parte la modestia de las tablas Valle-Collantes en la triste España de la Postguerra, conservadas en la Biblioteca Nacional.

Los avances vertiginosos del cálculo digital no pueden hacernos olvidar las dificultades de hace medio siglo. Así, Valle-Collantes quería liberar al hombre inteligente de las rutinas del cálculo mediante el uso de tablas artesanales y baratas.

Anuncios

Acerca de angelrequena

Profesor jubilado de matemáticas
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s